Lagrimas con otro sabor.

A veces quiero dedicarme al blog y como yo hago todo sola (los textos, las gráficas, diseño, etc.) a veces se me complica. Y a veces por ser perfeccionista, por repasar textos antes de publicarlos -aunque muchas veces se me escapan errores- me guardo cosas que quisiera compartir. Voy a intentar soltar un poco esta manía de hacer las cosas tan pulcras o con tanto protoloco Marulistico para poder volver a lo que importa: que nos pasa.


3 años antes de que nazca "el milagro que me partió" y desde entonces, que nunca mas nos hemos cuidado con Marido, porque la verdad es que si viene que venga, porque nunca dejaremos de buscar almitas de bebés que quieran bajar a convertirse en nuestros hijos. Y desde que nació nuestro milagro todo tiene otro sabor.

Infertilidad - Bolsa de Medicamentos

En Septiembre del 2013 creé un grupo en Facebook que hoy no existe más porque alguien denunció que incumplía alguna norma de Facebook, no sé cual, pero cuando te sometés a un gigante como Facebook donde sus empleados deben ser cuadrados y viene un reverendo hijo de puta que está muy al pedo y decide quitarle posibilidades a la gente que necesita... pasan estas cosas.

Un beso en la cola al empleado cuadrado de Facebook y al hij@ de puta fracasad@ con tiempo libre.

Pero como hay que someterse a que se haga lo que quiera, acá yo quise volver a crearlo.

Si necesitás medicación para seguir tus tratamientos o tenés medicación para donar, sumate al grupo!

https://www.facebook.com/groups/1677957972454197/



Cuando no lo podés creer.




Todavía la miro y no lo puedo creer. Recién mientras me hacía un mate cocido para desayunar recordé una de las tantas conversaciones que tuve con mi mamá hace unos años:

-Es que cuenta tanto.- llorando.
-Vas a ver, confiá, pronto va a llegar...-
-No se, me duele el alma de pensar que nunca va a llegar.-

Día de la Madre para las que luchan por serlo.

Su atención por favor, ésta infértil quiere hablar
se acerca una fecha que no es fácil de atravesar.

Es un día poco feliz para quienes no pueden escuchar
que salga de pequeñas bocas la palabra MAMÁ.

Pero yo quiero decir, más bien quiero gritar,
no dejes de pelear por tu sueño alcanzar.

Hace semanas que estoy pensando en este día, que quería escribir lo que vengo sintiendo, lo que vengo pensando, lo que me viene pasando.

Infértil forever

No soy de esas personas que le dan la espalda al pasado cuando hay dolor. Prefiero aprender, sacar lo bueno a pesar de todo. Y justamente aprendí en el último semestre que, como siempre dije en chiste: a infertilidad te acompañará siempre: hacete amiga y disfrutá el viaje.

"Ah bueeeeeh, ¿de que corno se queja ésta ahora que ya es mamá?", ya sé, calmate un poco loca, sólo estoy exteriorizando mis sentimientos. Si para a la historia de la humanidad la dividimos entre "antes de Cristo" o "despues de Cristo", yo la divido "antes de ser Mamá" y "despues de ser Mamá" (la M mayúscula es adrede, porque lo merecemos ¡CARAJO!), en fin, no voy a venir a hablar de lo maravillosa que es la vida "despues de ser Mamá", es todo eso que te imaginás... más aún. Y ya me convertí en la primeriza que odiamos hablando de leche, caca y que buena que es la lactancia materna y que no te vendan el cuento pedorro que "siempre hay leche" porque no, siempre no hay leche, que nadie te haga sentir culpable. En fin, todos los días aprendés algo nuevo y sé más de buscar bebés que de bebés, a veces siento un poco de lástima de mi misma hasta que paso por enfrente de un espejo y directamente quiero matar a la gorda que se refleja... gooooordaaaaaaaa vaca despues de años de hormonas y 9 meses de hacer lo que quise...

Invitación

No me fui, no desaparecí, ni pienso hacerlo tampoco. Este domingo 17 de Mayo voy a estar en el evento para festejar el aniversario de Sumate a Dar Vida, haciendo lo mismo que hago acá en el blog, pero con micrófono en mano. ¡Están todos invitados!, para los que estén lejos y no puedan venir, voy a ver como hago de subir el video o el audio. El festejo arranca a las 13 hs. y yo estaré aproximadamente a las 16 hs. arriba del escenario pasando vergüenza infértil frente a quien guste escuchar mis ganzadas.



Domingo 17 de Mayo
Planetario Galileo Galilei
Av. Sarmiento y Belisario Roldán
Cdad. Autónoma de Buenos Aires - Argentina

Mapa: Click aca.
Horario: a partir de las 13 hs.

Para los que vayan por primera vez tal vez vean que hay varios eventos... ustedes busquen los globos violetas que se ven desde lejos.

Parece que el clima va a acompañar, los espero a todos, traigan a Maridos y Novios y Parejas.


Aca tambien está la invitación en Facebook por si querés poner "Asistiré", no vaya a ser que te olvides: Link


¿VENIS?






Segunda ICSI, la beta y ¡Que me Parta un Milagro!

Día 32 del ciclo. No voy a emocionarme porque ya me pasó de tener "atrasos" en los cuales sentía que podía darse el milagro que tanto espero que me parta, y lo único que conseguí es seguir gastando plata en los pipitest. Por cierto, esta segunda ICSI fue totalmente diferente -también- en el sentido que preferí no comerme la cabeza ni arrancar a pillar en los palitos desde el día de la transferencia para ver si la putita segunda raya pensaba asomarse.

Entonces: día 32 del ciclo. Nos despertamos temprano con Marido y nos fuimos a sacar sangre para la beta. Era una mañana templada, fuimos en taxi hasta el laboratorio y el tramite fue rápido: casi no había gente. Pregunto si me mandan los resultados por mail -yo sabía que no, pero igual quería preguntar- y me contestan que no, que mi doctor me llamaría con el resultado. Le mandé un mensaje al Doc. para avisarle que ya me había sacado sangre -como si él estuviese tan pendiente de mis movimientos que necesitase saber que hago o que no hago-, además le pregunté si él me iba a llamar con el resultado y a que hora -sobre todo queríamos saber a que hora nos iban a llamar, para tener una idea aproximada de cuanto tiempo íbamos a estar muriendo de ansiedad-, me dice que él no me puede llamar porque va a estar disertando en una universidad -grosssso- pero que cerca de las 19 hs. nos llamaban desde la clínica.

Segunda ICSI, tercera semana.

8 am. nos esperaba el doc en la clínica para la extracción de ovocitos (a.k.a. punción), y fue todo plácidamente diferente que mi primera vez. Si bien despertarme a las 6 am. para bañarme, emprolijar la Marulita, y que Marido haga lo propio no fue tan placentero... pero una vez dentro de la clínica todo fue armonía. No había gente esperando, éramos solo nosotros, los 10 folículos y los millones de nadadores en el frasco.

Segunda ICSI, segunda semana.

Este es el momento en el que se define cuando hacen la extracción de ovocitos. Porque como bien sabemos, cada mujer es diferente y cada ovario es diferente. A veces la extracción es en el día 14 del ciclo, otras veces en el 12 o 13, y otras en el 15 o 16. Y la fecha depende del tamaño de los folículos, que se espera que tengan al menos 18 mm para estimar que haya un ovocito maduro. Recordemos que la cantidad y tamaño de los folículos en el ovario nada nos dice de la calidad de los ovocitos. Podemos tener un folículo de 23 mm vacío o uno de 18 mm con un ovocito hermoso. Y en mi caso la mano viene así...

Segunda ICSI, primera semana.

Me encanta, ¡me encanta!.. la primer semana de los tratamientos es la mejor porque nos da la libertad de ilusionarnos sin límite: si en la primer eco no hay nada: estamos contentas porque los ovarios están super relajados, en cambio si hay algún folículo asomándose quiere decir que ya arrancamos con todo. Y claro que son todos pensamientos positivos porque así decidí tomarlo. Sinó la situación sería: no hay nada en la eco: listo, cancelame el postre; o hay mucho folículo: los residuales no sirven para nada, cancelame el postre.
Pero NO!, vamos a ponerle onda a este tratamiento a como de lugar, total si no funciona vamos a tener tiempo de sobra para gritarle a la almohada.